Avisar de contenido inadecuado

Hijos de la envidia y el boikot

{
}

HIJOS DE LA ENVIDIA Y  EL BOIKOT.

 

Hubo que se hubo una generación, una época marcada por las circunstancias, por la necesidad de libertad, por una música y que muchas y muchos etiquetaron como "hijos del agobio y del dolor" proviniendo este nombre de la canción de un grupo tan representativo para esta generación y época como Triana, donde se mezclaba el rock y el flamenco dos formas de vivir, dos formas de sentir unidas por la alegría y el dolor.

De esta generación nacieron nuevas generaciones interpretando el mensaje adaptado a las circunstancias, a la historia a la realidad presente y futuras. La telecomunicaciones (las consolas, los ordenadores....y como no Internet). Y con esto la deshumanización de la música para un@s y el cambio hacia la despolitización musical de la fiesta para otr@s....y de hay el famoso ¡fiesta! 

En este contexto el rock, los futbolines, la litrona, el canuto se va quedando "anticuado" para mucho@s y para otr@s se va convirtiendo en un geto por la falta de espacios para esta forma de pensar, de vivir, de sentir....

En esta realidad nace una generación que bebe de lo que fue "hijos del agobio y del dolor"entre el desconcierto de la moda del momento y la ganas de diversión, de comunicación, de conocer, de soñar....desde el boicot de la historia, y la esperanza de la  raíz del pueblo, de la naturalidad de los que disfrutan y sufren el hiperrealismo.

 

Sin malicia, pero con astucia, sin ambición pero con curiosidad, y de este germen de  vida nacen grupos de música Reincidentes, Sociedad Alcohólica, Porretas,  Boicot y un largo etcétera (sin que el orden tenga sentido alguno más allá de los gustos musicales de cada persona). Junto a estos grupos que recogen el guante de La Polla Record, de Kortatu, de Barricada, Eskorbuto, Leño....muchos de ellos continuaron guiaron a los novatos hacia la madurez del rock. Al igual muchas otras personas buscaron nadar contra corriente ante la realidad y el boicot de la historia y consiguieron cambiar muchas cosas desde el inconsciente de la naturalidad. El rock siguió sonando desde la balada al metal más potente, desde la fusión hasta el punk rock más patatero...

Acompañado por aventuras desde la inocencia, la inconsciencia, las ganas de vivir ante la pasividad predominante rozando la locura, pareciendo genios...en el mismo barco...

Los fracasos fueron grandes y muchos ante la realidad predominante pasiva y ligada a las telecomunicaciones.  Lo que muchos dijeron que eran cosas de adolescentes creció, y la madurez del rock también se hizo real. Dejando paso a más personas con otras ideas con otros sentimientos pero bebiendo del rock en sus diferentes formas y con diferentes compañer@s en el viaje de la vida.

 

Las ganas de vivir, ante las ganas de tener y no ser, los sueños ante la materialismo, la amistad ante la competición...aún en estos antónimos se produjo fusiones curiosas de las que muchos aprendimos, a tolerar, a escuchar, a respetar... a crecer sin dejar de ser lo que fuimos, lo que somos, lo que seremos...

Esta realidad tan ligada a la raíz al pueblo y sin dejar  de crecer, de madurar de expresar las ganas de vivir, en algunos casos de sobrevivir en otros de construir, siempre intentando disfrutar....esto creo envidias del sistema, de los que ganaron en el sistema pero perdieron ante ellos mismos. Y llegaron boicot y envidias, censuras, ataques de gaviotas sin... (Aquí cada uno que imagine...) buscando la globalización...

Pero barricada ya aviso sin poderlo controlar y el control como el poder pasaba por algo real, siendo  efímero, irreal, y las envidias crecían, las trampas, las manipulaciones...Pero la raíz daba a mucha flora para crecer, algunas plantas, otros arbustos, árboles...y esto nunca puede controlarse la vida, la naturalidad (pá lo bueno y pá lo malo). Las drogas también acompañaron ha la flora por desgracia en demasiadas ocasiones. Al agobio y al dolor le acompaño la muerte de la heroína, al boicot y a las envidia la las drogas de diseño, la cocaína y la locura.  

También las fiestas, las anécdotas, desde la cresta con la música electrónica hasta el bien vestido en el festival de verano de rock...dando por echo los amores y desamores, la pasión, el deseo...el descubrirse a uno mismo y los demás.

El árbol del conocimiento creció y no de la escuela si no de la calle, de la experiencia, muchos aprendieron, muchos quedaron en las experiencias....

Los conciertos, los festivales crecían y crecen, la conciencia política también (¿que fue antes el huevo o la gallina?) La curiosidad, el que queremos, el que podemos, la búsqueda de la justicia y la felicidad. Mientras disfrutas del concierto, cerveza en mano y dándole el papel al colega pa´l  canuto soñando para olvidar tantas cosas que hay que tragar...

Dando vueltas buscando un sitio, buscando comunicación a veces encontrabas otras no...disfrutando del botellón, que siempre hacia conocer nuevas cosas y también perder otras.  Viendo y viviendo una realidad que muchas veces no llegabas a comprender, sobreviviendo de la forma mas digna posible. Recordando con nos vimos en Berlín

bailando con dos colegas, fumando con marihuana....

Y años tras años mas segur@s, de lo que somos, sin ambiciones mas que justicia para ser felices y curiosidad de l@s niñ@s perdidos...que cuando encontraban caminos aparecía el boicot y la envidia. Nunca pudo  ni podrá contra las ganas de vivir de disfrutar, de gritar, de soñar...

Entre las modas, las tecnologías, sobrevive el rock en directo y en tu recto, desde la taberna punk, a la discoteca heavy, al púb rokero, con y sin futbolín, buscando la diana y con suerte hasta billar.

 

Las drogas no son malas ni tampoco el coche pero necesitas carné de conducir...y a buen entendedor...

 

Las manifestaciones también tenían cabida para algun@s más que para otr@s pero siempre era una buena forma de hacer sentir la ignorancia de los políticos ante las necesidades del pueblo llano. Y si la acompañabas de una cerveza y un porrito la reivindicación se llevaba con más espíritu.

 

La envidia y el boicot seguían de la historia cambiante ante la raíz mutante....

Esto regaba a la flora para defenderse haciendo crecer espinas...

 

Quizás los hij@s de la envidia y el boicot no vivimos la transición ni la explosión de libertad de fusiones...ni la represión brutal,  pero tenemos al peor enemigo la pasividad, la despersonalización, la tecnología con malos usos ante la humanidad deshumanizada.

Y ante esto el camino ya echo para seguir creciendo como personas, con tolerancia, con deseos de comunicación de buscar la justicia para encontrar la felicidad, y una banda sonora de rock desde la semilla de Barricada y los Kortatu hasta el germen de Boicot o Reincidentes ha grupo menos conocidos como Envidia Kotxina, Taquicardia, Gérmenes...y todos los que hubo, hay y habrá.

Esto ya no pude parar un@s maduran otr@s nacen, un@s van otros vuelven, un@s quieren cambiar, otr@s no quieren dejar de parecer, para no tener que ser.

 Y la historia sigue, con un camino ya caminando pero con mucho camino por caminar y sueños por soñar.

 

{
}
{
}

Comentarios Hijos de la envidia y el boikot

Deja tu comentario Hijos de la envidia y el boikot

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre