Avisar de contenido inadecuado

Democracia de tendencia socialista: El Futuro de los Pueblos.

{
}

DEMOCRACIA DE TENDENCIA SOCIALISTA: EL FUTURO DE LOS PUEBLOS.

 

Tras años de “decaimiento” del sistema político internacional imperante-impuesto surgen alternativas y propuestas para replantear la realidad socio-política y cultural a diferentes niveles territoriales relacionados con las identidades histórico-culturales asociadas a  redes administrativas legales autorizadas.

Las propuestas y alternativas planteadas nacen o quizás sería más correcto decir renacen  del análisis político y la tendencia “hacia la coherencia”.

 

Recordando por ejemplo la carta de los derechos humanos, la constitución de diferentes orígenes entre otros muchos acuerdos a través de los cuales se plantea el cumplir los mismos por diferentes instituciones y organismos.  Esta realidad se ve empañada por la abnegación de algunos grupos firmantes en la promoción de los diferentes consensos. Lo cual en ocasiones plantea la duda si se tratan de acuerdos o más bien una “formula” de manipular las inquietudes/aspiraciones de los pueblos o metas previas en diferentes procesos participativos, cuando la interpretación correcta de la mayoría de estos acuerdo/ consensos se trataría como un punto de partida para el desarrollo democrático posterior. 

 

Ante esta situación surgen planteamientos y relaciones de ideas varias:

 

-¿Cómo se pueden promocionar, cumplir, desarrollar los derechos humanos (ambientales, laborales-económicos, culturales…) sin desarrollar estas mismas acciones en el sector de los servicios públicos-recordando el carácter universal de ambos conceptos y la importancia del mismo en los procesos migratorios entre otros-¿

 

-¿En que medida podemos hablar servicios públicos BÁSICOS -sanidad y educación- cuando en algunas democracias están  limitados por la gestión privada de los mismos y en otras por cuestiones económicos (sin olvidar la negación/obstaculización de la participación ciudadana y accesibilidad física e intelectual)?

 

-¿Hasta que punto podemos hablar de democracia cuando los derechos humanos en infinidad de ocasiones se convierten papel mojado (respeto y cuidado de las identidades históricos-culturales, de la Madre Tierra…)?

 

Tras este breve análisis/reflexión crítico surgen acciones, objetivos, reivindicaciones:

 

 

 

 

Promoción, cumplimiento, desarrollo: servicios públicos,  democratización de base, derechos humanos.

 

En el ámbito de los servicios públicos es de NECESIDAD SOCIAL revertir el proceso mercantilizador  facilitando la relación de la ciudadanía con los mismos fomentando así la participación y co-responsabilidad. Al igual que la promoción del concepto universal y la tendencia hacia la calidad y accesibilidad de los mismos-recordando la importancia para las personas con dependencias físicas o psíquicas-.

 

Ante la democratización de base acción genérica y ambigua es importante el desarrollo de la participación de la ciudadanía hacia la eficiencia y eficacia, vinculando la misma a la toma de decisiones locales, estatales e interestatales desde diferentes asociaciones, colectivos, sindicatos, partidos políticos…

También el respeto y promoción de las culturas y lenguas de las  identidades histórico culturales asumiendo la legalidad internacional desde la legitimidad –la conciencia de/l pueblo-.  Es importante para lo mismo fomentar la acción local socio-política desde la responsabilidad (ante la historia, la sociedad y culturas) estatal e interestatal. Siendo este principio junto al respeto básico para las relaciones, colaboraciones/cooperaciones, reparaciones entre las identidades histórico-culturales (no olvidemos la importancia de la condena histórica para acciones tan despreciables para la humanidad como la esclavitud, destrucción y expolio cultural).

Consecuentemente reduciendo la representatividad, burocracias de las administraciones/”gestoras/es” y descentralizando la toma de decisiones correspondiente.

 

Desde el contexto de los derechos humanos es relevante el trato adecuado de los mismos en las diferentes instituciones a nivel formativo e informativo siendo de especial importancia en centros escolares como base de las relaciones sociales y laborales (promoción de la relación ciudadana).  También la interpretación que puedan hacer las diferentes identidades histórico-culturales. En este aspecto es conveniente el desarrollo del control personal y la regularización social en las situaciones que sea adecuado desde la participación y “la búsqueda del consenso social y político”.

Los derechos económicos/laborales es un punto a tener en cuenta en cuanto al fomentar la proporcionalidad en las relaciones  de estas características (basando se no tan solo en una cuestión porcentual si no de la misma con la cantidad y situación). Reparto del trabajo/esfuerzo teniendo en cuenta este concepto. Es decir la proporcionalidad en este sentido hablaría sobre porcentualidad variable en cuanto a la cantidad económica material hacia el equilibrio necesario para promover  la igualdad.

 

 

 

Estos términos relacionadas con la funcionalidad laboral (organigramas horizontales, adecuaciones de las funciones, esfuerzo y responsabilidad) fomentarían el cumplimiento de los derechos laborales.

 

Desde la perspectiva de los derechos ambientales es importante el fomentar los procesos migratorios urbanos-rurales como un fenómeno social sobre el cual es importante divulgar valores verdes:

 

-Desarrollo económico cultural desde conceptos de sostenibilidad, minimizando impactos biopsicosociales y promoviendo la cultura rural.

-Respeto y cuidado del ambiente rural-natural.

-Vincular la opinión de pobladores originarios a las acciones socio-políticas.

 

Este escrito es el resumen  de acciones e ideas a la cual aspiran los pueblos. Y el punto de partido del nuevo ciclo democrático.

 

 

Pollastre Fútbol Club

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Democracia de tendencia socialista: El Futuro de los Pueblos.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre