Avisar de contenido inadecuado

Cuentos sociales: tecnólogias uso, desusos, abusos.

{
}

 

CUENTOS SOCIALES: TECNÓLOGIAS USO, DESUSOS, ABUSOS.

 

 

"Mi amigo internet"

 

Durante  tiempo Faustino tras muchos reveses de la vida en sus relaciones comenzó a usar internet.  Le costo tiempo entender el enrevesado funcionamiento de esta nueva tecnología. Fue un tiempo de aprendizaje que le ayudo a curar heridas por desengaños, frustraciones.

 

Al poco tiempo compro una computadora para usar en su casa. Durante este tiempo tendió bastante aislarse de sus amistades, familia, incluso el equipo de fútbol  en el que jugaba. Quería empezar una vida nueva lejos del dolor pasado y del miedo.

 

Pensó que esta nueva invención llamada internet podría ser la forma más adecuada de conseguirlo.

 

Empezó buscando cuestiones  de su interés en la red, posteriormente a usar el correo electrónico.

 

Pareciéndole poco, aprendió  a usar algunos chat donde podía relacionarse desde la distancia emocional y con mayor facilidad (entre las ficciones propias de las tecnologías).

 

Durante este tiempo comenzó a conocer a personas diferentes o eso creyó durante mucho tiempo.  De muchos sitios mas cercanos y mas lejanos de donde el vivía.

 

La ficción fue creciendo de forma conjunto en su persona y en su ordenador.

 

Su vida se convirtió en virtual.  Quedaba a comer por el ordenador con una amiga,

dialogaba la tarde con un amigo, y por la noche intimaba con alguna amiga.

 

Así trascurría su "vida social" (ficción tecnológica). Faustino era feliz.

 

Realizaba su trabajo, y tenia su vida social cercana al ordenador.

Su vida social giraba en torno a la computadora.

 

Resulto que un día su ordenador ser rompió. No le dio importancia, llevo a reparar el aparato. El personal de la aseguradora que tenía el ordenador le dijo que tan solo tardaría quince días en repararlo. Faustino se fue satisfecho.

 

Los primeros días "lo echaba de menos", pero lo sustituyo por la televisión.

 

Pasaron los días y la soledad que cubría con la ficción creada por el universo cibernético comenzó apoderarse de él. La televisión dejo de entretenerle.

 

Recordó a todas sus amistadas las cuales dejo de "cultivar" por sus miedos y sus frustraciones. Incluso dejadez, vagueria.

Tras llamar al taller le dijeron que tenía que esperar diez días mas dado que una de las piezas se la enviaban de fuera del territorio estatal.

 

Faustino decidió llamar algunas personas que conocía del equipo de fútbol, de su círculo de amistades. Muchas de ellas habían cambiado de teléfono, otras estaban muy ocupadas y otras incluso ya no vivían allí.

 

Localizo a un amigo de hace muchos años con el cual quedo para comer algo en un bar.

Tomaron unas raciones algo de beber mientras charlaban afablemente.

 

Faustino le contó su relación con las tecnologías, con internet (se sentía incomodo ante el trato personal, llevaba tanto tiempo sin ello que se no sabía como actuar).

 

Le comento como había aprendido a usar internet y la computadora, como comenzó a relacionarse a través de los chat, hablándole de nombres y personas.

 

Curiosamente los mismos coincidían con algunas contactos/relaciones que tenía este amigo que también usaba internet.   Sorprendentemente ninguno de los dos había conocido en persona a estos contactos.  Finalmente intercambiaron sus contactos.

 

Al poco tiempo recupero su ordenador, durante el tiempo que estuvieron reparándolo añoro la computadora-¿o quizás la ficción que desarrollo?-

 

Retomo sus relaciones a través de la computadora algunas desaparecieron otras le preguntaron por el tiempo sin estar.

 

Su felicidad (¿quizás ficticia?) le mantenía alejado de sus frustraciones, sus miedos...  (¿Quizás  de la realidad?).

 

Paso un tiempo y llamo aquel conocido con el que estuvo, el ya no estaba había ido a vivir a otra parte.

 

Salio al cine y no sabía como reaccionar, como actuar, la calle le dio miedo, el solo hecho de pedir unas palomitas le resulto complicado.

 

Aquel conocido en alguna ocasión había coincidido por internet pero no supo que iría a vivir a otra parte.

 

Nunca conoció a esas relaciones que hizo por internet.

 

Faustino creo una ficción (pues nunca pudo plasmarla en la realidad más que en sus dedos y su mente). Y fue feliz. Menos cuando tenía que afrontar la vida, la calle, las relaciones humanas.  Perdió el contacto personal por la ficción cibernética.

 

La realidad plasmable era su relación afectuosa con internet, con su computadora.

 

He hay el dilema ¿ficción o realidad? ¿relaciones humanas o relaciones "tecnológicas?

¿complementar o sustituir? 

 

Faustino tal vez, tuvo mala suerte o tal vez tuvo suerte, vivo su ficción a costa de su realidad.

 

 

 

Lo rompí por que era mío-el móvil-

 

 

Era un teléfono móvil, pequeñito, pero muy equipado, con sus polítonos, memoria, cámara incorporada...en fin un teléfono móvil de última tecnología.

 

Dentro de ese pequeño aparatito estaba mis amigos, mi familia, incluso mis recuerdos.

 

Ese móvil era parte de mi vida, diría más, fundamental para mi vida.

 

Desde que me levantaba hasta que acostaba me acompañaba estaba en mi bolsillo guardado.

 

Salía de el para que viera la hora, para llamar, para mandar mensajes y para recibirlos.

La musiquita que le acompañaba alegraba mis días. Descubrí el uso para "ligar" y para excitarme a través de líneas eróticas que anunciaba en la tele. Incluso podía ser rico gracias a mi móvil; a través de concursos sorteos etcétera.

 

Yo con quince años tenía el mundo en un pequeño aparatito llamado teléfono móvil.

Llamaba a mis amistades, alguna novia que tenía en ese momento y siempre cuando quisiese todo dependía de mía, me sentía libre a la hora de relacionarme.

 

Si deseaba oír una voz excitante usaba un número, si me apetecía conocer a personas podía desde mi pequeño móvil. Inclusive podría escuchar música desde el mismo, todo en mi pequeño aparatito.

 

Me preguntaba que he hecho el resto de mi vida sin tener este pequeño aparatito.

Y en fin pues la respuesta era algo difusa, antes llamaba a mis amigos/as a sus casas o quedábamos en el punto de siempre.

 

Usaba revistas pornográficas para disfrutar de mi "onanismo casero", y muchos más mi imaginación, mi fantasía.

 

La verdad que era un invento necesario de inventar o así me parecía a mí.

Llamaba a mi novia cuando quería a mi familia, no dependencia de la distancia física.

Era necesario toda la humanidad necesitaba tener un teléfono móvil.

Y con el tiempo estos aparatitos fueron avanzando con mas prestaciones, mas memoria.

 

Yo cada avance lo vivía como uno propio cuando podías incluso conectarte a internet a través del mismo me sorprendió y mucho. El mundo en ese pequeño aparatito.

 

Un día que fui a la escuela lo olvide en casa y ya estaba a mitad de camino.

No pude evitarlo tuve que volver a por el. ¡Podía ser rico ese mismo día!

Había participando en un concurso a través del teléfono móvil de responder tipos test y pensé que había respondido a todas de forma correcta (haciendo una gran inversión económica). Volví dejando a mis compañeros/as de estudios ya casi llegando y sorprendidos por mi regreso a mi hogar. Fui rápido, prácticamente corriendo.

Lo cogí esperando mi momento de ser rico, de ser millonario gracias a mi aparatito. Y salí de nuevo a toda velocidad hacia la escuela. A mitad de camino suena esa fantástica musiquita: "na, na, na...." El mensaje del concurso mis manos comenzaron a sudar. Incluso mi frente...lo saque de mi bolsillo abriendo el mensaje recibido y NOOOO nuevamente me decía haber quedado entre los diez primero felicitándome pero tan solo los cinco primeros conseguían tener premio.  Ya era la tercera vez, otra vez sería....

 

Llegue a la escuela decepcionado, pero con mi pequeño aparatito en mi bolsillo.

Paso el tiempo y mi paga iba exclusivamente para el uso de mi teléfono móvil.

 

Un día lo olvide en un aula de la escuela. Cuando quise darme cuenta el aula ya estaba cerrada y hasta el día siguiente de escuela no podría localizarlo. Pase toda la tarde en mi casa "incomunicado", fue duro no lo niego, esperaba la llamada de un amigo para quedar. Pensé-algo que hacía tiempo que no hacía- la necesidad de tener el teléfono móvil en mis manos, cerca de mí. Las horas se me hicieron eternas, durante la noche me costo conciliar el sueño. Llego el día y fue posiblemente el día que más temprano llegue a la escuela. Preocupado y sorprendido de las sensaciones que me había producido el dejarme el teléfono móvil. Llegue al aula y no estaba, mi preocupación fue en aumento...pregunte al conserje y tampoco supo decirme... ¿Dónde estará mi móvil?

Entonces me percate que otro alumno tenía un teléfono móvil "igualito" al mío en sus manos, me fui hacía el para preguntarle, y resulto ser el mío lo había encontrado en el aula al salir tras de mí, sin saber de quien era. Me dijo como demostrar que dicho teléfono era mío. En ese momento sin pararme a pensar mil maneras de solucionarlo la "necesidad" de tener mi pequeño aparatito hicieron que me exaltará y comenzamos a forcejear. Tras discutir y golpearnos  "recuperé mi pequeño aparatito" entonces en otro sofocón a causa de la disputa cogí el móvil y lo lance contra el suelo. Mi móvil "murió" y quizás con el una necesidad ficticia creada por la propia sociedad en la que vivía.

 

Desde ese momento me plante lo que era realmente necesario, lo que realmente podía complementar  y el uso responsable de estos pequeños aparatitos: teléfonos móviles.

 

Lo rompí porqué era mío-el teléfono móvil- y quizás fue una de las pocas veces que el bloquear la razón fue positivo para "mi razón", para mi vida.

 

 

 

 

Revolución tecnológica  ¿Para quién?

 

En la época de la revolución tecnológica, pasan muchas cosas nuevos avances, nuevas formas de comunicación. Para muchas y muchos progresos, pero quien sabe también todas las cuestiones negativas para la sociedad y las relaciones.

 

Muchas formas de trabajo se mecanizan de forma positiva en sentido material y económico para propietarios y empresario y de forma negativa para las y los trabajadores/as. 

 

Esta situación la vive Paco trabajador de la fábrica de embotellado hace algunos años.

 

Paco era un trabajador de la embotelladora donde trabajaba muchas horas por un mísero sueldo.  Donde trabajaban más de cuarenta horas semanales. Y donde el trabajo que realizaban era muy costoso y dañino para su salud personal y social.

 

El patrón descubrió tras hablar con varios comerciales una forma de abaratar la producción en la embotelladora sustituyendo mano de obra por máquinas.

 

Paco era un trabajador que defendía y exigía sus derechos. Sin ser esto causa de mala relación con sus compañeros y compañeras de trabajo ni siquiera con su jefes y jefas.

 

Durante mucho tiempo el ambiente laboral era armonioso sin dejar de ser reivindicativo pero las relaciones y negociaciones eran flexibles y respetuosas dado el buen talante de los propietarios (quizás por encontrarse en un momento de ganancias abundantes).

 

Los comerciales que proponían el introducir tecnología en dicha embotelladora finalmente quisieron hacerse co-propietarios de esta embotelladora.

 

Anteriormente el "rumor" de introducir  tecnologías en la embotelladora se propago entre los trabajadores y trabajadoras.  Dado el ambiente de armonía que se vivía en la embotelladora todas y todos pensaron que seria una posibilidad de mejorar las condiciones de trabajo: disminución de horas, de carga de trabajo.

 

Paco era algo más pesimista y comenzó a pensar que también existe la posibilidad de despidos-sustitución de mano de obra humana por máquinas-. Este tema salio de manera informal pero en la gran mayoría permanecía el optimismo y la confianza en el patrón.

 

Las negociaciones por convertirse en co-propietarios por parte de los comerciales finalmente fueron fructíferas llegando aún acuerdo.

 

Los nuevos propietarios que traían las maquinas fueron introduciendo las misma en la embotelladora sin dar demasiadas explicaciones a las y los trabajadores.

 

Fue entonces cuando la opinión de Paco se escucho entres las y los trabajadores/as.

 

"La duda" comenzó a surgir y comenzaron hablar a sospechar.

 

Mientras tanto los nuevos co-propietarios les explicaban "la consecuencias" a los propietarios "perennes".  Resumiendo las maquinas- y la inversión en las mismas- sustituirían a trabajadoras y trabajadores-a medio/largo plazo siendo las ganancias para todos los propietarios muy superiores.  Los propietarios "veteranos" por la relación de armonía y respeto con las y los trabajadores proponían una "mecanización gradual" para no crear alarma entre las y los trabajadores/as  y evitar un conflicto laboral negociando con cada persona. 

 

Los nuevos copropietarios proponían la mecanización inmediata, acordando mejoras-mínimas- para las y los trabajadores/as que se quedarán, para así enfrentar a los/as trabajadores/as y negociar individualmente los despidos.

Una representación de los/as y las trabajadores/as  fue a hablar con las patrones "antiguos" sobre la situación, consecuencias...

 

Estos les comentaron una frase de tan mala espina como habrá "reestructuración de plantilla", que posteriormente les darían explicaciones.

 

La reacción fue inmediata y se organizaron asambleas para protestar contra la misma

Con el lema  ¡No somos máquinas, somos personas!

 

Los patrones finalmente acordaron introducir las maquinas de forma inmediata. Avisando del recorte de personal. Para intentar dividir a las/os trabajadores/as.

 

Al comunicar dicha acción a todas/os los/as trabajadores/as el efecto fue todo lo contrario y la unidad fue total con el lema ¡No somos máquinas, somos personas!

 

Se produjo un propuesta por parte de la asamblea de trabajadores/as y trabajadores para la mecanización de la embotelladora de forma gradual para evitar despidos (incluso por parte de algunas y algunos trabajadores proponiendo irse voluntariamente en un año sin aceptaban dicha propuesta) reduciendo las horas de trabajo y la carga de trabajo.

 

Esta propuesta que fue realizado tras varios paros y negociaciones (están bastante tensa debido a los nuevos co-propietarios y su afán de lucro desmedido sin importar consecuencias).   Los patrones "veteranos" expresaron tenerla en cuenta.

Paco un referente para todas y todos los trabajadores habiéndose ganado el respeto por su ética en su forma de actuar, fue elegido por la asamblea para hablar de modo informal con los patrones "de siempre". Los mismos le expresaron que tenían que ver la situación, que comprendían la situación. Paco les expreso la duda ¿pero ustedes nos comprenden a nosotros/as?, y se fue.

 

Los nuevos copropietarios hicieron una nueva oferta por la compra de toda la embotelladora, ya que los propietarios "veteranos" les dificultaban cumplir sus planes de explotación y mecanización.  La misma la rechazaron, haciendo una contrapropuesta para nuevamente ser propietarios únicos haciéndose cargo del coste de mecanización y de su servicio como comerciales, la cual finalmente aceptaron.   Tras llegar la noticia a las/os trabajadores/as "brillo"nuevamente el optimismo. Desmantelando en gran medida las asambleas y movilizaciones.  Paco y algunos/as otras/os no se fiaban y expresaron su opinión nuevamente de no desmantelar nada hasta la actuación de la patronal.

 

Los/as patrones/as "de siempre" decidieron la mecanización inmediata de la embotelladora, realizar despidos improcedentes, proponer mejoras a parte de las y los trabajadores/as -así dividir a las y los mismos-

Nuevamente la reacción fue unánime. Bajo el mismo lema ¡no somos máquinas, somos personas! Y con las mismas exigencias propuestas.

Paco fue despedido de forma improcedente, llegando a juicio y consiguiendo la cantidad económica mas elevada para una jubilación decente aconsejando casi presionado/obligado por todas y todos trabajadores/as.    Hubo muchas y muchos más Pacos/as.

 

El final del cuento se escribe cada día, en cada centro de trabajo.

Moraleja: "hasta que no veas al patrón firmar no te pongas a trabajar".

                     

 

 

Hablan la televisión y el público.

 

 

La televisiones encendidas y todo el público mirando, Pepa en su casa soltera y de alquiler "hasta el cuello" de facturas. Luis y Sonia comienzan a vivir juntos muy contentos-la verdad Sonia mantiene relaciones sexuales con su jefe-.  Francisco estudiante de telecomunicaciones  en su habitación de alquiler donde estas tras salir de la ciudad donde vivía para ir a la universidad.

 

En la cadena de televisión que estaban viendo en los tres hogares  estaban poniendo un reality de show de éxito sobre personas-"personajes"- de televisión conocidos-famosos-

 

Pepa lo veía mientras preparaba la cena e irse a dormir pronto para un duro día.

Luis y Sonia veían el programa "acaramelados"  en el sofá.

Francisco seguía estudiando mirando la televisión de vez en cuando.

 

Pepa pensaba como sería estar en el programa ser famosa, que te reconocieran en la vida... Reflexionando sobre la situación que ella vivía.  La televisión le hablaba, le convencía lo importante de ser reconocida (sin tener muy claro que "criterios" le llevaban al reconocimiento,  más  que siendo mujer acostarse con un hombre con mucho dinero o lucir su belleza física).

 

Luis y Sonia cambiaban de canal para ver las noticias de la noche. En las noticias hablaban de un robo realizado por varias personas de origen extranjero  (siendo un mensaje muy repetitivo el origen de la población). Luis y Sonia hablaban sobre la inseguridad y como en gran medida "la culpa era del extranjero"-como decía la televisión- Sonia recordaba a su amiga marroquí y las situaciones tan dramáticas que le contaban que vivían.  "A un así no se puede justificar esas conductas" contestaba Luis.

 

En ese mismo momento Francisco tras ver la misma noticia se preguntaba "¿tendrá alguna explicación la insistencia en el origen de la persona que cometió el robo?"

 

Pepa  comenzó a ver un concurso. Pensaba "es entretenido pero exagerado, todos esos premios no puede ser verdad" (los premios que fomentaban la competición, y no muy sana  la verdad, el "todo vale"). Pepa se decía para si misma "por eso premio lo que sea".  

 

Sonia se fue a dormir y Luis se quedo viendo los deportes. Hablaban la televisión de los "fichajes de invierno" y la cuantía de los mismos. Cifras desorvitantes.

 

Luis se decía "esto de deporte ya no tiene nada, todo negocio" 

 

Pepa ya cansada y pensando en el duro día que tendría mañana  decidió irse a dormir.

Francisco cerro los libros, apago la televisión y se respondió "en ocasiones la televisión promueve la xenofobia".

Luis se dijo, "que sueño me voy a dormir, que el fútbol no me da de comer".

 

 

La televisión sin criterio y autocontrol perjudica seriamente a la salud.

 

{
}
{
}

Comentarios Cuentos sociales: tecnólogias uso, desusos, abusos.

Within a Bathroom Vanities few years Bathroom Mirrors the horse-drawn Bathroom Accessories trolleys were Glass Basin retired Rack shelving and electricsteel shelving streetcar Shower Enclosures networks crisscrossed Interior Doors and connected wow account every major urban wow accounts area, fostering buy wow account a wave of buy wow accounts suburbanization that Fishing Rods transformed the Fishing Tackle China compact Pallet rack industrial city into Boltless shelving a storage rack dispersed racking metropolis.
lucy lucy 27/02/2010 a las 07:02
no lo entiendo pero es conmovedor
jose jose 28/11/2013 a las 14:31
Se trata de intentar dar que pensar sobre el uso que hacemos de las tecnologías y que entendamos que no todo es positivo. Que no sustituyamos las relaciones interpersonales, que seamos responsables. Gracias por vuestras lecturas y comentarios.

Deja tu comentario Cuentos sociales: tecnólogias uso, desusos, abusos.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre