Avisar de contenido inadecuado

Crisis y ética en el Estado Español.

{
}

Crisis y ética en el Estado Español.

 

Partiendo del descrédito político en la sociedad española a causa de la  corrupción la falta de medios para iniciativas y participación socio-política en la toma de decisiones la valoración de la ética de “representantes políticos/as” es bastante sesgada.

 

La percepción de aspectos éticos y antiéticos en la Comunidad Autónoma de Madrid siendo los/as representantes/as actuales la “alcaldesa” y el presidente de la comunidad  Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón respectivamente teniendo en cuentas los medios de información “masivos” los rasgos positivos en el aspecto ético a reseñar están ligados a actos significativos como puedan ser el apoyo a determinadas organizaciones deportivas y asociaciones (evidentemente sin profundizamos tan solo un poco descubriremos una red de intereses que nada tienen que ver con aspectos éticos  y quizás si más con aspectos antiéticos).  En cuanto aspectos antiéticos son reseñables la escasez de transparencia en las acciones tan solo informando sobre crispaciones  y ataques principalmente al gobierno central (Partido Socialista Obrero Español).

De igual modo la relación de miembros del gobierno de la Comunidad de Madrid  (Partido Popular) con determinados grupos contrarios al sistema político existente en Cuba no tan solo desde una perspectiva legal si no también fuera de la legalidad a todos los niveles, dando validez aquellos argumentos trágicos con intención de criminalizar el comunismo (en todo su complejidad simplificando como antaño de “rojos”).

También opinó que la falta de responsabilidad en la gestión de los servicios públicos en la comunidad de Madrid facilitando concesiones, a determinadas empresas de las cuales actualmente no tengo acceso a dichas informaciones, es un aspecto antiético a tener en cuenta dado la necesaria relación entre la gestión de los servicios públicos y el cumplimiento y promoción de los derechos humanos universales. Teniendo en cuenta que aunque los servicios en ocasiones se mantienen como gratuitos la responsabilidad se convierte en privada siendo irrenunciable para cualquier sociedad que se defina como democrática la gestión pública de servicios básicos como sanitarios y educativos hacia una transparencia y participación decisitoria en dichos servicios básicos para la sociedad.

Es tan bien sabida la relación de la Iglesia Católica en la Comunidad de Madrid con los representantes políticos especialmente del partido popular y su simpatía con grupos católicos cercanos a posicionamientos de un conservadurismo dañino en ocasiones para la mayoría de la sociedad. Influyendo en toma de decisiones políticas olvidando la “supuesta” aconfesionalidad del Estado Español, diciendo los mismos hechos poco sobre la ética (y si muchos sobre aspectos antiénticos) de las y los gobernantes de la Comunidad Autónoma de Madrid.

 

Sobre la crisis en el Estado Español y  quizás un rasgo general a nivel internacional es la “exclusividad” del ámbito económico del concepto de política el cual integra este ámbito como tantos otros.  Este echo a radicado la competitividad y el crecimiento irracional de bienes materiales, reseñando que la clave pasa por la gestión y participación en y de los bienes materiales como en todos los demás aspectos de sociedad (cultura, sanidad, comunicaciones…)

 

Concretamente las causas de dicha crisis en el Estado Español opino puede ser causa de la falta de producción nacional y la excesiva necesidad de acudir al mercado internacional  buscando productos los cuales pueden obtenerse en el mercado nacional, debido a la competitividad (abaratar costes…) y la premura en obtener beneficios dificultando el alzamiento tanto de producción como de servicios “competentes y de calidad”. La falta de innovación en aspectos económicos, producción e inversiones de otros países dada la visión de temporalidad con la cual vivimos (premura, rapidez, inmediatez…). Empezando por el final dado que es aspecto económico ha sido “la gota que colmo el vaso”. Anteriormente y quizás una las causas es el “olvido” de la promoción de la cultura, la falta de medios de participación en la vida política y social.

El descrédito, la falta de legitimidad y credibilidad política. La desmotivación de la ciudadanía para el desarrollo de la democracia por todos/as estas percepciones, realidades. La falta de importancia a la conflictividad laboral, facilitando las gestiones empresariales por criterios de inmediatez en las ganancias. Siendo importante la implantación de empresas-con especial interés de origen nacional-  (facilitado por el estado, subvenciones…) desde el respeto y promoción de los derechos laborales. Dado que ante una “relación de respeto mutuo” el desarrollo laboral es mas grato para ambas partes (contratantes-contratado/a). Quizás la inmediatez sea el adjetivo negativo con el cual se pueda definir la acción política en torno a la crisis en el Estado Español.

El gobierno central ha plateado propuestas políticas ligadas a flexibilidad laboral, aumentar la edad de jubilación, lo cual significa “comida para hoy, hambre para mañana” (esa es la información que han transferido los medios de comunicación masivos).

 

El Partido Popular actualmente el segundo partido a nivel estatal en cuanto intención de voto y escaños ha planteado mayormente conflictividad por la relación de poder con el partido político actualmente en el gobierno (Partido Socialista Obrero Español), es decir, en ocasiones aprovechando la situación excepcional de crisis global (por que crisis en el día a día tenemos una mayoría incontable antes de esta situación de excepción global) planteaba argumentos electoralistas (criticas, ataques…) sin mayor aportación para la sociedad. Propuestas políticas ante la situación de crisis han sido similares a las propuestas del partido gobernante siendo en algunos casos de mayor rigidez en cuanto a flexibilidad en las contrataciones y despidos, facilitando y posicionándose de un modo “descarado” ante los intereses de los empresarios (obviando tristemente la situación de la gran mayoría de la sociedad trabajadora).

 

En ambos partidos políticos las causas de sus actuaciones han estado ligadas a la inmediatez de soluciones a corto plazo sin interpretar las repercusiones a medio-largo plazo pues dichas soluciones es posible que fueran causas o en si mismo problemas para la sociedad.

 

Posibles sugerencias ante la situación de crisis actual  pasa por la promoción de la economía local, a través del reparto del trabajo, rebajando las horas de trabajo y las horas extras para aumentar la capacidad de contratación al igual que el apoyo a la pequeña y mediana empresa (subvenciones). Ahora más que nunca es el momento en el que el estado con el gobierno al frente no reduzca los derechos laborales ya por si dañados por frecuentes actitudes antiéticas protagonizadas por diferentes empresarios o grupos empresariales, posiblemente todo lo contrario implementarlo y promoverlo por una relación de respeto mutuo. Tal vez sea el momento en ese sentido en dar un salto de calidad en el sistema político de España (monarquía representativa, estilo democrático) hacía una democracia de calidad, transparentando las acciones de las y los políticos ante la sociedad, facilitar y promover medios de participación en la toma de decisiones.

Hacer especial hincapié en la importancia de los servicios públicos tanto en la gestión como en la actuación (haciendo participe de los mismos a la ciudadanía-supervisión, opinión..,- hacia la democratización de base). También el reparto de las riquezas desde el aumento de impuestos para las personas, empresas con más ingresos dado que los beneficios  tienen origen o relación con la personas y organismo propios del Estado Español (proporcionalidad). Reduciendo gastos militares que actualmente reciben una cantidad muy por encima de la utilidad y significación para la sociedad española.  Reducir los salarios de alto cargos y funcionarios públicos y privados (equidad y relación trabajo/esfuerzo-salario/beneficios) en pos de una “arquitectura” democrática de mayor calidad  (reparto equitativo de las riquezas y el trabajo, desarrollo servicios públicos, promoción de los derechos humanos y modelos de participación mas allá de consultiva).

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Crisis y ética en el Estado Español.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre